El outsourcing de Ventas

Outsourcing de ventas

El outsourcing de Ventas: herramienta estratégica y palanca fundamental

Winche Redes Comerciales apuesta que el Outsourcing de ventas es un camino creciente y cada vez más popular para las compañías, ayuda al incremento de los volúmenes de ventas en los productos utilizando la externalización integral o parcial del departamento comercial.

Actualmente el Outosurcing de ventas se encuentra en una etapa de fuerte desarrollo y expansión, habiéndose convertido en una herramienta estratégica y en una palanca fundamental para el crecimiento continuo de las empresas.

Normalmente las empresas toman la decisión de externalizar por distintos motivos:

En España la legislación laboral es muy rígida por lo que poner en manos de un tercero la gestión comercial de la empresa, aporta una flexibilidad imposible de conseguir con un departamento interno de la compañía. Además, pueden centrarse en su negocio y dejar a un especialista conocedor del mercado y los canales, esta gestión. De esta forma, el cliente acaba enriqueciéndose de la especialización de las empresas de outsourcing ventas, convirtiéndose en ultra competitiva dentro del mercado. En un contexto de globalización de mercados, las empresas deben dedicarse a innovar y a concentrar sus recursos en el negocio principal. Por ello Winche, empresa líder, en el Outsourcing ventas ofrece una solución óptima.

“Un 40% de las empresas, ven como principal ventaja la flexibilidad y un 27% la reducción de los costes"

Otro de los factores importantes que hacen decantar a las empresas para tomar la decisión de externalizar, es el ahorro de costes, que aproximadamente supone un 27%.

Este ahorro es tanto de costes directos como de costes indirectos; la contratación, formación o equipo técnico para desarrollar el trabajo.

En resumen, el proceso de externalización permite una mejora del rendimiento del negocio, de la calidad del proceso que se externaliza, así como la transformación de costes fijos en variables, el desarrollo estratégico frente a otras compañías del sector y el acceso a tecnologías especializadas.

El empresario busca el binomio entre costes-riesgo. Como disminuir los costes sin exponerse a un aumento considerable del riesgo. Cuando una empresa de servicios, consigue ofrecer al cliente uno de los dos ítems, el otro se ve implícitamente alcanzado. El outsourcing ventas, permite al empresario reducir el riesgo de inversión, pongamos un ejemplo del lanzamiento de un nuevo producto. En este caso, Una empresa externa especializada, ayuda a conocer el mercado, analizar el posicionamiento del producto, etc., sin tener que desarrollar una grande infraestructura interna reduciendo así el riesgo de inversión.

Aunque parece que la tendencia de la externalización está en auge, todavía hay empresas que no recurren a la contratación de estos servicios, alegando a la cultura de empresa o la perdida de dirección del proceso externalizado como motivos para no externalizar la parte comercial de la empresa.

Outsourcing de ventas

Dejando de lado los factores económicos o estratégicos de las empresas, cabe decir que cuando una empresa decide externalizar, el control sobre la gestión del punto de venta aumenta considerablemente. La empresa llega a tener información detallada y constante sobre cómo está su producto en el punto de venta (posición que ocupa en el lineal, cantidad de stock, cumplimiento de los planes promocionales, consecución de segundas exposiciones…) y sobre su competencia y de esta forma, poder actuar con mayor rapidez.

La situación socioeconómica actual está siendo devastadora para muchas marcas que se están viendo desplazadas por las marcas blancas, que trabajan con unos márgenes mucho más bajos, siendo más competitivas en factor precio y volviéndose más asequible para el consumidor. Debe tenerse en cuenta que este consumidor a su vez, es cada día más exigente o mejor dicho, conocedor y experto debido a la oferta de productos que se encuentra en el Punto de Venta (en adelante, PdV) y es allí donde mayoritariamente acaba tomando su decisión de compra. Se calcula que aproximadamente un 70% de las decisiones de compra se toman en situ. Es por esto, que factores como la visualización de los productos o el cuidado de la imagen de la marca son fundamentales para dirigir esta decisión hacia nuestro producto.

“En este contexto, las empresas necesitan colaboradores expertos, socios estratégicos, que les ayuden a incrementar su capacidad competitiva en mercados cada vez más globales y especializados”

En definitiva, las propuestas de valor de las empresas de Outsourcing ventas están centradas en convertirse en socio estratégico de la empresa, aportar el conocimiento de los mejores profesionales, reducir costes, liderar recursos financieros, reducir riesgos y mejorar la gestión de funciones complejas o difíciles de controlar.

La conclusión que se puede extraer, es que las empresas van a continuar apostando por la externalización no solo para disminuir costes sino para mejorar eficientemente en “actividades core”, que les permitan obtener un mayor beneficio y adaptarse rápidamente a las condiciones del mercado.